Suelo Pelvico: conoce su función, recupera su poder.

Resulta habitual que las personas no conozcan donde tienen su periné. Este desconocimiento de una parte tan fundamental de nuestra anatomía obedece seguramente a que su localización no sea tan accesible a la propia mirada o más probablemente a que en  él estén alojadas las funciones sexuales, histórica y socialmente tan reprimidas.

En las mujeres esta zona se encuentra atravesada por tres orificios: la uretra, la vagina y el ano, lo que la torna un verdadero lugar de pasaje. Pero al mismo tiempo es una zona de sostén ya que sostiene los órganos contenidos en la cavidad pélvica y a todo el tronco en general.

Tenemos pues  una musculatura  que debe ser bien FUERTE para poder sujetar bien todo lo que le viene de arriba. Está pues en íntima relación con el diafragma, la musculatura abdominal y vísceras y la columna vertebral y soporta una gran presión y tensión que con el paso de los años, y diversas circunstancias, embarazos partos, deportes de esfuerzo, etc. puede dejar huellas y secuelas importantes.

Asimismo, el suelo pélvico está atravesado por esfínteres, que permiten la evacuación y en la mujer hacen posible además dar a luz a sus hijos. Para ello, porque los esfínteres cumplan su función con total éxito, el suelo pélvico necesita ser capaz de relajarse y estirarse de manera eficaz. Por lo tanto debe ser una musculatura FLEXIBLE y SENSIBLE.

Este equilibrio  entre flexibilidad y fuerza del periné y de cómo se gestionan las presiones internas que se ejercen sobre él,  clave para mantener las funciones de la micción, la defecación y la sexualidad.
Por el contrario los hábitos inadecuados y esa especie de indolencia hacia los problemas relacionados con el periné llevan a las mujeres a padecer silenciosamente gran cantidad de problemas como por ejemplo: incontinencia urinaria, problemas de retención de orina, laxitud en la vulva, rigidez, vaginismo, estreñimiento. Por no hablar de los prolapsos o caída total o parcial de los órganos de la pelvis menor como consecuencia de la relajación o deterioro de los medios de sostén.

Lamentablemente estos trastornos son muy poco comentados y reconocidos por las mismas mujeres que los padecen. El pudor de nombrar las cosas por su nombre, el rehuir de asomarse a esta zona, de tocarse,  hace que el periné sea un lugar de estancamiento y debilidad. Avanzar en la autoexploración  favorecerá que el pudor, la invisibilidad y el ocultismo vayan dejando paso a sentir la pelvis como centro de poder y fuerza creativa.

Este lugar de nuestro cuerpo a  nivel energético está relacionado con la energía vital, la seguridad, confianza, supervivencia.

Es por lo tanto, un gran reservorio energético y fuente de placer para la vida. Nuestra la salud emocional pasa por la capacidad de entrega a todo el abanico de sentimientos, sensaciones y emociones que ocurren en nuestro organismo, entre ellos los relacionados con la pelvis.

Este lugar de nuestro cuerpo a  nivel energético está relacionado con la energía vital, la seguridad, confianza, supervivencia.

Para que esto sea posible  es importante desmitificar las ideas y creencias limitantes que hemos ido recolectando de una manera inconsciente a lo largo de nuestra vida.

Nuestro talleres nacen con la intención de facilitar la toma de conciencia del periné dentro de nuestro cuerpo y abrir las ventanas a esta zona que es poco menos que invisible. Para entrar, sentirla,  relajarla,  fortalecerla y dejar que se exprese (que nos haga un guiño en nuestra vida cotidiana).

Es un programa que consta de 5 encuentros  grupales en el que partiremos de una información vivencial sobre la anatomía de la pelvis y el periné, apoyada en imágenes, en ejercicios corporales, visualizaciones y expresión gráfica, en donde una misma  pueda reconocerse, recuperar la sensibilidad y optimizar las funciones del periné, para así reestablecer su poder, su fuerza y su vitalidad.

QUE HAREMOS?

Aprender a reconocer e integrar el suelo pelvico en las actividades de la vida cotidiana, mediante ejercicios prácticos para fortalecer, flexibilitzar y/o relajar esta musculatura. Como es una musculatura sobre la que tenemos control voluntario haremos ejercicios dirigidos a percibir y sensorializar el periné. En definitiva, llevar conciencia a esta zona de manera que a voluntad podamos  contraerla,  relajarla y expandirla.

Teniendo en cuenta también, el alto porcentaje de fibras tipo 1 que contiene esta musculatura y que  su trabajo en la vida cotidiana es reflejo, trabajaremos también con la gimnasia abdominal hipopresiva y otras prácticas para entrenar estos reflejos  y conseguir integrar esta musculatura en la vida cotidiana.

Realizaremos estiramientos y contracciones que nos permitiran relajar y liberar la zona para facilitar el acceso, mediante el uso de pelotas, churros, cinturones

Una parte importante del trabajo, no tiene que ver con los ejercicios que se proponen, ni con la parte más técnica, sino con la capacidad de crear un espacio y unas condiciones que faciliten la autoindagación y la escucha.

En definitiva, que inviten a abrirse a la experiencia y a aprender a buscar el detalle de las sensaciones. En el detalle es donde realmente está el beneficio, la belleza del trabajo. Es cuando la mente va a hacerse más y más sutil para poder acercarse a esta zona y solicitar contracción o relajación de la musculatura de una manera más eficiente.

QUE BENEFICIOS OBTENDRÁS?

  • Aumentar la conciencia y sensibilidad de la zona e integrar esta musculatura en la actividad diaria.
  • Evitar o mejorar problemas de incontinencia urinaria o fecal
  • Conocer mejor tu cuerpo y recuperar su energía, vitalidad y fuerza creativa.
  • Aumentar la sensación empoderamiento, bienestar y confianza en una misma.
La doctora Christiane Northrup, en su libro Cuerpo de Mujer Sabiduria de mujer comenta: “Los órganos pelvianos internos están relacionados con los asuntos del segundo chakra, que tienen que ver con la sexualidad, poder y dinero. Por lo tanto, cuando este chakra está sano la mujer se siente capaz, competente y poderosa para crearse abundancia, estabilidad económica y emocional y para expresar plenamente su creatividad”.
 
Próximo taller: